Buscar este blog

martes, 23 de diciembre de 2014

#9

Escribir invadido
de felicidad, después de tanto.
Antes todo esto era
parte de
lo sagrado.
Pero lo sagrado parecía inmaterial
imposible                fuera de    
la idea.
Todo parecía repentino,
golpeador inconcebible.
Y es verdad que a veces
no me alcanzan
los brazos para darte amor
porque yo no sabía que el mundo era
tan grande, hasta vos.
Capturas miles
tratando de graficarlo
y te tengo a mi lado
y se vuelve universal
todos lo entienden
nos ven y yo te veo.
yo te siento
estas acá,
con nuestros pies en la tierra
en la que elijo quedarme,
me quedo.
Inventamos lugares todo el tiempo.
Repentino explorador,
te beso todo el tiempo.
Lo recíproco se puede.
Puedo.
Soy de vos.