Buscar este blog

domingo, 4 de septiembre de 2016

#25

Es como si estuviéramos actuando
desde otro lugar
envueltos en la tempestad espesa.
Hay partículas que nos rozan
todo el tiempo
y todos los días lloramos un poco. Puedo oírnos.
La incertidumbre impera en este año
de naranjas tenues y grises alarmantes,
de lapsos y pausas inusuales.
Y sé que lloras en un río rojo
que crece dentro tuyo
y sé cuánto añoras su transparencia.
No te ahogues en él y no muevas nada,
no cambies de lugar ni una sola piedra.
Hoy soñé con los pigmentos de noviembre
y lo malo que con ellos
se desintegra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario